Síndrome del corazón roto

Un corazón roto

Muchos hemos escuchado la expresión “se me ha roto el corazón”, la cual es aplicada a situaciones de decepción o ruptura amorosa. Pero ¿podemos realmente “enfermar de amor”?

En situaciones de estrés emocional extremo como los ocasionados por desastres naturales, la pérdida de un ser querido, la muerte de un hijo, cónyuge, etc., puede ocasionar que se desarrolle una enfermedad cardíaca.

El síndrome del corazón roto, llamado también  síndrome de Tako-tsubo debido a la forma anormal que adopta el corazón asemejándose a un utensilio japonés empleado para capturar pulpos (tako = pulpo, tsubo= olla), fue diagnosticado por primera vez en los años 90 por investigadores japoneses. Entre los años 1991 Y 2001 continuaron detectándose más casos clínicos con las características de la cardiomiopatía Tako-tsubo, posteriormente se detectaron  casos en el resto de países de Europa y Estados Unidos.

En situaciones de vida normal, el organismo emplea aproximadamente el 90% de su energía en sus actividades metabólicas, dirigidas a renovar, reparar y crear nuevos tejidos. Pero ante situaciones que el cuerpo traduce como situaciones de estrés, el cerebro lo percibe como una agresión y para enfrentarlo, genera un mecanismo de defensa que consiste en enviar grandes cantidades de energía a los músculos y en consecuencia, las actividades de reparación y creación se paralizan.

Cuando el cerebro interpreta estrés envía un mensaje a las glándulas suprarrenales que se ubican sobre los riñones y les ordena liberar cortisol y adrenalina, conocidas también como las hormonas del estrés, cuya principal acción es generar un incremento del nivel de azúcar en la sangre para liberar importantes cantidades de energía que permitan al cuerpo enfrentar ese estado.

El cambio producido en la composición química de la sangre, y que estimula al sistema nervioso a actuar, aturde el músculo cardíaco provocando un repentino debilitamiento temporal y reversible de su musculatura, presentando por ello síntomas parecidos al infarto coronario agudo, ocasionando la ampliación del corazón, produciendo dolor de pecho y dificultad para respirar. Este síndrome se da con mayor frecuencia en mujeres.

Esta reacción fisiológica muestra la perfecta conexión cerebro-corazón y como el estrés emocional que se tiene en el cerebro conduce respuestas al corazón, surge la pregunta ¿es posible morir de amor?, ¿exageran los poetas?

 

¿Se puede morir de amor?

Los casos en que se produce la muerte están determinados por el estado general de salud del paciente y no llega a un 2%. El umbral para el manejo del estrés varía de persona a persona.

El síndrome del corazón de roto produce una disfunción transitoria de su ventrículo izquierdo, es decir, hace que la parte baja del corazón no se contraiga como debería y entonces se ensancha hasta parecer un globo. No afecta las arterias coronarias como sucede en un infarto, pero sí afecta al músculo cardíaco. Esta falla cardíaca es temporal, pero si permaneciera podría dar lugar a complicaciones graves, como insuficiencia cardíaca, arritmias y hasta accidentes cerebrales. Los pacientes son diagnosticados cuando lo médicos ven que no hay bloqueo en las arterias coronarias y en las imágenes se revelan los cambios en la forma del corazón.

 

Signos y síntomas del síndrome del corazón roto.

Los signos y síntomas son similares a los de un ataque cardíaco, como dolor de pecho, sensación de falta de aire, dificultad para respirar, en algunas ocasiones arritmias. Estos síntomas surgen de un momento a otro, sin que la persona tenga antecedentes, después de sufrir estrés emocional o físico extremo. Al realizar un electrocardiograma, no hay evidencia de un ataque cardíaco.

Causas Psíquicas:

  • Muerte o enfermedad de un familiar.
  • Malas noticias
  • Discusiones con personas del entorno
  • Hablar en público
  • Problemas legales, citaciones a un juzgado.
  • Pérdida económica, apuestas.
  • Cambios de residencia
  • Diagnóstico clínico aterrador.

Causas físicas:

  • Cirugía no cardíaca de cualquier tipo
  • Implante de marcapasos
  • Asma o sepsis.
  • Dolor intenso o fracturas.
  • Retiro de drogas.
  • Pruebas de estrés, como ergometría.
  • Abuso de anfetaminas.

 

Todavía hace falta mucho por entender sobre este síndrome, lo que es claro según los  investigadores, es que no es un trastorno fatal, pues si se apoya al paciente rápidamente, la evolución es favorable.

 

INKAFARMA VELA POR LA SALUD AHORRO Y BIENESTAR DE TODOS LOS PERUANOS.
Preparado por Dpto. CRM y Servicio al Cliente. Si tienes algún comentario o consulta sobre este artículo hazlo en este portal o si deseas escríbenos al correo: servicioalcliente@inkafarma.com.pe 
Bibliografía:
http://www.cucs.udg.mx/congresourgencias/ponencias/13DRLUISESPINOSA.pdf
http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/hdw/signs.html.
http://enfermedadclinica.com/el-sindrome-del-corazon-roto.html,
http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1850-37482009000300011

 

Publicado en Infosalud | 2 Comentarios

El cáncer de mama

Aprende aquí acerca del cáncer de mama

Es el cáncer que se forma en los tejidos de la mama. Se presenta tanto en hombres como en mujeres, aunque en los varones es poco frecuente.

La mama es una glándula formada por múltiples lobulillos donde se produce la leche, conductos que la transportan hacia el pezón, vasos linfáticos, vasos sanguíneos y grasa.

Si apareciera un cáncer en esta estructura, su crecimiento es cómodo, con alta capacidad de infiltración, o metástasis a distancia al alcanzar otros órganos del cuerpo por su facilidad de invadir los tejidos cercanos sanos, a través de los vasos linfáticos y los vasos sanguíneos.

Los tipos de cáncer de mama son:

  • El carcinoma ductal: es el más común y se forma en el revestimiento de los conductos galactóforos (los tubos que llevan a leche hasta el pezón)
  • El carcinoma lobulillar: aquel que inicia en los lobulillos o glándulas lácteas.
  • El carcinoma invasivo: es aquel que se diseminó desde el sitio de origen hasta el tejido normal circundante.

Antes lo único que se tenía claro era que el cáncer de mama dependía únicamente del factor hereditario. En la actualidad se sabe que intervienen otros factores determinantes relacionados con los estilos de vida y las hormonas.

Los factores de riesgo son:

  • La edad y sexo: A mayor edad, mayor riesgo, y los hombres tienen 100 veces menos probabilidad que las mujeres de sufrir cáncer de mama.
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Genes: Se ha identificado que los genes donde se desarrollan los defectos más comunes son los BRCA1 y BRCA2.
  • El ciclo menstrual: Tienen mayor riesgo las mujeres que inician sus periodos menstruales antes de los 12 años y las que llegan a la menopausia después de los 55 años.

Por otro lado, las mujeres que no han realizado lactancia también son más susceptibles, pues la lactancia es un factor protector al hacer que se liberen sustancias que previenen el desarrollo desorganizado de las células.

En octubre del 2013, el doctor Gabriel Hortobagyi director del programa de investigación en cáncer de mama del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas en EEUU reveló un dato prometedor señalando que la esperanza de vida de las mujeres con cáncer de mama se ha triplicado al lograr incrementar a un 88% la esperanza de vida de los pacientes diagnosticados tempranamente en lugar del 27% de hace diez años atrás.

El gran descubrimiento ha sido el biomarcador HER 2 conocido también como HER2/neu, el cual es una proteína que provoca el crecimiento de las células cancerosas , se encuentra presente en mayores cantidades a lo normal en la superficie de las células cancerosas de la mama

El hallazgo de la sustancia denominada Trastuzumab (anticuerpo producido por ingeniería genética a partir del ovario de hámster chino) y a otros medicamentos que se desarrollaron posteriormente, a beneficiado la supervivencia de las pacientes con tumores HER2 positivos ha hecho que pasaran de ser el subtipo de peor pronóstico a casi ser el de mejor.

Importancia de la detección temprana:

Este tipo de cáncer es una de las pocas enfermedades cancerosas que se pueden diagnosticar precozmente antes de que se note algún síntoma.

Diagnosticado en su etapa inicial es decir, sin invadir los tejidos que rodean, las posibilidades de curación son prácticamente del 100% (Fuente: Tipos de cáncer AECC); por ello es muy importante el diagnóstico precoz a todas las mujeres en edad de riesgo o con antecedentes familiares de cáncer de mama.

La técnica más eficaz es la mamografía, capaz de detectar lesiones iniciales, no palpables y cuando aún no han invadido en profundidad, y tampoco se han diseminado a los ganglios o a otros órganos. Aunque la mamografía permite detectar el 90% de los tumores, puede tener limitaciones en los siguientes casos:

  • Implantes mamarios.
  • Cirugías previas de mama
  • Mujeres con tejido glandular denso, para este último caso, el estudio se complementa con una ecografía y/o resonancia magnética.

La autoexploración de mamas:

Paso 1: Pararse frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos tocando la cadera y mirarse las mamas. Si nota una de las siguientes alteraciones informar al médico:

Formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel, cambio de posición del pezón o está metido hacia adentro en lugar de estar sobresalido. Enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación.

Paso 2: Levantar los brazos y fijarse si observa las alteraciones mencionadas anteriormente.

Paso 3: Acostarse colocando una almohada debajo de la espalda del lado de la mama a revisar, entonces ese lado se levantará ligeramente. Levantar la mano del lado de la mama a revisar y colocarla debajo de la nuca. Con la otra mano (que quedó libre y es la contraria al lado a examinar), proceder a palpar la mama contraria a la mano que está libre, es decir, con la mano derecha libre palpas la mama izquierda y viceversa.

Repetir este paso con la otra mama.

En caso de notar alteraciones, inflamaciones, enrojecimientos, formación de bolitas internas o secreción del pezón no dude en consultar de manera inmediata con su médico.

 

INKAFARMA VELA POR LA SALUD, AHORRO Y BIENESTAR DE TODOS LOS PERUANOS.
Preparado por Dpto. CRM y Servicio al Cliente. Si tienes algún comentario o consulta sobre este artículo hazlo en este portal o si deseas escríbenos al correo: servicioalcliente@inkafarma.com.pe
BIBLIOGRAFIA:  http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/mundo/esperanza-de-vida-de-mujeres-con-cancer-de-mama-se.aspx#ixzz3GB0qAnXE, www.digemid.minsa.gob.pe/…/INFORME-32_TRASTUZUMAB, www.aecc.es, http://www.amssac.org/biblioteca/exploracion-de-mamas/,http://www.breastcancer.org/es/sintomas/analisis/tipos/autoexploracion/pasos_aem

 

Publicado en Infosalud | Etiquetado , , | 1 Comentario

Los huesos y su prevención

Nuestros huesos

Cuando hablamos de huesos se suele pensar en un esqueleto duro y sin vida, conceptos alejados de la realidad pues son estructuras que se mantienen en base de células y líquidos de nuestro cuerpo, tienen un tiempo de vida, se renuevan constantemente y se fortalecen con una dieta adecuada y actividad física.

Sin previo aviso y silenciosamente, los huesos pueden debilitarse a lo largo de nuestra vida, incluso pueden hacerlo en los inicios si no se adopta una dieta saludable. También existen personas que tienen huesos débiles y no lo saben.

La enfermedad que se origina por la debilidad de los huesos se llama Osteoporosis, afecta tanto a hombres como mujeres, principalmente a medida que envejecen. Afortunadamente, puede tomar medidas para reducir sus riesgos de contraer osteoporosis. Al hacerlo, puede evitar las fracturas, con frecuencia discapacitantes, que pueden producirse a raíz de esta enfermedad.

El calcio es el elemento que da fuerza a los huesos y además es necesario para el desarrollo óptimo de músculos y neuronas. Si la cantidad que se consume en la dieta diaria es poca, el cuerpo lo tomará de los huesos y distribuirá a los órganos que sean necesarios, dejando a los huesos con pocas reservas. Es por ello que se recomienda en las dietas de los niños incluir altas dosis de este alimento, ya que forman reservas para el futuro.

Nuestros cuerpos aportan calcio a los huesos con eficacia hasta los 30 años aproximadamente, después dejan de agregar masa ósea nueva. Sin embargo, los hábitos saludables pueden ayudar a mantener la masa que ya poseemos.

Prevención de nuestros huesos

La prevención consiste en mantener las estructuras oseas fuertes y retrasar la pérdida de hueso. Para ello es necesario:

  • Tener una alimentación rica en calcio y vitamina D: A partir de los 35 años, es necesario prestar mucha atención a la salud de los huesos. Los adultos según su edad, requieren de 1.000 a 1.200 miligramos de calcio, así como una actividad física moderada mínima de 30 minutos todos los días.
  • Cambios de estilo de vida: se refieren básicamente a retirar costumbres que perjudican la salud de los huesos como fumar y beber alcohol en exceso (no más de dos o tres tragos por día).Se debe evitar el sedentarismo ya que el poco ejercicio no permite al músculo, principal tractor sobre el hueso, estimule la captación de calcio.
  • Usar medicamentos: Los medicamentos se emplean cuando la osteoporosis ha sido diagnosticada por un estudio de densidad ósea, teniendo o no fractura.

Los ejercicios protegen los huesos:

El mejor ejercicio para los huesos es aquel que requiere sostener el propio peso, porque hace que el cuerpo se esfuerce y trabaje contra la gravedad. Ejemplo de estos ejercicios son: caminar, correr, levantar pesas, subir escaleras, bailar, etc. Es aconsejable realizarlos teniendo en cuenta las condiciones de salud de cada persona o del paciente.

Se debe iniciar los ejercicios dos veces por semana, para permitir que el cuerpo se adapte paulatinamente a esta actividad; luego progresar a cinco sesiones por semana. Al inicio las sesiones deben ser breves, aproximadamente de 30 minutos y poco a poco alargar el tiempo a una hora.

Al iniciar la rutina de ejercicios, es posible que se experimente dolor en los músculos, pero éste no debe ser muy doloroso, ni durar más de 48 horas. Si ocurriera esto, es muy probable que se esté realizando demasiado esfuerzo por lo que debe disminuirlo e ir más despacio. Si el dolor se presenta a la altura del pecho, detenga el ejercicio y no lo retome hasta consultarlo con su médico.

Las personas que ya hayan sufrido múltiples fracturas o pérdidas severas del hueso, se les aconseja realizar ejercicios como la natación, caminar, o ejercicios en una silla, este tipo de ejercicios ayudan a fortalecer los músculos quienes a su vez, estimulan la captación de calcio.

Cuando la Osteoporosis avanza sin ser tratada adecuadamente genera una postura encorvada, en esos casos, los ejercicios para entrenar la fuerza en los músculos de la espalda recomendados son el remo sentado, técnica que fortalece los músculos en mención

Ejercicios que se deben evitar:

Una vez establecida la enfermedad de la Osteoporosis, se debe tener precaución con los ejercicios identificados de alto impacto, como correr o saltar, ya que pueden conducir a fracturas. Inclinarse, doblarse hacia adelante o los ejercicios que requieren girar la cintura, tampoco lo son.

Otra recomendación es no permanecer mucho tiempo de pie, ya que los músculos de la espalda y cintura tienen un exceso de tensión al estar confrontando a la gravedad para mantener erguido al paciente, para disminuir esa tensión se recomienda alternar los ejercicios con posiciones cómodas (acostado o sentado).

Los médicos reumatólogos son los especialistas en encontrar la causa de la osteoporosis y establecer el mejor tratamiento, así como coordinar con el kinesiólogo cuales son los ejercicios más adecuados

 

INKAFARMA VELA POR LA SALUD AHORRO Y BIENESTAR DE TODOS LOS PERUANOS.
Preparado por Dpto. CRM y Servicio al Cliente. Si tienes algún comentario o consulta sobre este artículo hazlo en este portal o si deseas escríbenos al correo: servicioalcliente@inkafarma.com.pe
BIBLIOGRAFIA:
http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Bone/espanol/Salud_hueso/bone_exercise_espanol.asp
https://www.rheumatology.org/practice/clinical/patients/diseases_and_conditions/osteoporosis-esp.asp
Publicado en Infosalud | 6 Comentarios