Nuestra gente

HISTORIA DE UNA FAMILIA DE… TRABAJO

Historia de vida?, porqué no mejor la historia de una familia. Una familia donde la mamá (la Dra. Brenda), la mamichi mayor como le dicen cariñosamente las técnicas, es polígama, pero una polígama profesional, donde su trabajo se ha convertido en su segundo hogar, sabe en qué lugar se halla la pastilla más pequeña, como si tendría que buscar en casa una aguja para arreglar una prenda, sabe de las travesuras que puedan haber cometido cada uno de sus técnicos al igual que una madre conoce a sus hijos, a los que hay que enseñar, corregir, conducir para que sean personas de provecho y de bien. Ah y me explico lo de polígama profesional, lo digo así, porque por el local pasaron varios colegas que fueron sus compañeros en la conducción de su segundo hogar, pero ella es la única que permanece año tras año, yo soy el último de ellos apenas llevo un poco más de tres meses pero ya sé de las alegrías, de las preocupaciones, de los éxitos, etc. del local y de cada uno de nuestros hijos en el trabajo y parte de su vida. La Dra. es de las pocas Q.F. que la vi apoyar en el chequeo de mercadería y limpiar anaqueles, por no decir la única, según ella le gusta y a mí me agrada la idea de imitarla.

Comenzaremos con MARTINA, la hermana mayor, la segunda mamá o mamichi como le dicen algunas de sus compañeras, ella siempre tan preocupada, trabajando a pesar del cansancio, conoce el local tanto como su vida misma siempre al pendiente de lo que falta, y también aguanta alguna que otra llamada de atención al igual que una hija respetuosa, de las que quedan pocas, de las que tratan a los padres todavía con un Ud. Siempre recurseandose fuera del trabajo para llevar algo más a su hogar, por algo es el sostén de su casa. El local está ubicado en una ciudad chica, por lo que todos los lugareños se conocen, algunas veces solemos tener la misma ruta de regreso en los turnos de noche, y ella se desembarca primero; cuando ya la dejamos en casa los conductores me comentan: Muy buena mujer, trabajadora, honrada, hogareña y me hablan de donde la conocen, de lo que hacía y un poco de su vida; como añorando que hubieran querido una compañera así y me sonrió por dentro.

JOMAIRA (Cajera), con todos sus anhelos y sueños, a veces pensando en su futuro, pensando en su hija, a veces tan sensible y a veces con su carácter explosivo propio de las mujeres de su tierra (por algo su nombre empieza con J, como ella misma dice), fuerte cuando quiere y sensible cuando no encuentra salida, confiamos en que llegará a buen puerto. Creo que se equivocó de profesión, si bien es cierto cumple con su trabajo como debe ser, tiene una habilidad innata que me llama la atención, es una manicurista por excelencia, es muy interesante como arregla sus uñas, por decirlo de alguna manera, y sobre todo sin lo necesario que requiere una profesión así, haciéndose pinceles de papel como ella misma me cuenta; dicen que la necesidad es madre de las invenciones no?.

SUSI (cajera) , es la segunda a bordo en caja, con dos niñas a cuestas, preocupada por hacer lo mejor en el trabajo, preocupada porque es su único sustento, a pesar de sus inquietudes siempre nos roba una sonrisa desde su punto de apoyo, a veces sale de casa y se acerca a los puntos de venta a comentar alguna que otra cosa y comienza con alguna broma que la eleva con su uyuyuy al estilo de Joel (del programa de Al fondo hay sitio), lo que nos causa risa; pero cuando nos la queremos quitar de encima, solemos mandarla a su quiosco como le decimos a caja, ya que está aislado de mesón, pero igual no suele molestarse ni aun cuando le decimos que no puede tener correa ancha porque ella es delgada.

NALDY (Técnica), la Naldicienta como le dice la Mamichi, ella tan segura de lo que hace y tan directa en sus expresiones, es de las personas que piensan “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”… el problema es que no se da cuenta que mañana también habrá que hacer, pero bueno, es su costumbre y no queremos cambiarla mejor que siga así, a pesar de su disciplina también puede equivocarse, todos somos humanos; es de carácter fuerte, habría que pensarlo mucho para hacerla enojar, sospecho que debe de ser admiradora de Kina Malpartida (la boxeadora), probablemente el espíritu de Bruce Lee se haya reencarnado en ella.

SANDRA (Técnica), también muy laboriosa, con pequeños altibajos como todos, pero cuando quiere puede, ella con sus propios problemas (que a nadie le falta), pocas veces la vi desmoralizada y son los momentos en que los padres tenemos que apoyar para que esos pesares sean menos dolorosos y el hogar sea un refugio (entiéndase hogar como centro de trabajo), pero ahí está, vuelve sonreír y eso es suficiente para empezar de nuevo, más mérito tiene el que tropieza pero se vuelve a levantar con fuerza. Tiene objetivos y eso es bueno, creo que todos queremos crecer.

JULISSA ( Tec. de perfumería), la mamá gata (por el color de sus ojos), persona que empezó a madurar, que gana confianza día a día, persona que creo que no sabía que podía dar más y lo está logrando, que esperamos que no sea flor de una día, ya encontró el rumbo y no debería perderlo. Ella es fresca, con una sonrisa franca, puede pasar de la alegría a la tristeza en un triz, lo que me dice de su sensibilidad, pero no hay que confiarse, ella es de las que dice: a las mujeres ni con el pétalo de una rosa. Creo que dentro de ella hay un chef escondido, por como habla de la preparación de las comidas, cuando la escucho decir que es lo lleva este plato o aquel otro me hace recordar la tranquilidad de un domingo en casa; quedó en invitarme unos frejoles hechos a su manera, los voy a probar y si termino de escribir esta historia es porque pasó la prueba jajajaja. Bueno solo es una broma, además si pasa algo me tomo un Hioscimol y asunto arreglado encima aumento mi proyección en el concurso Labofar.

LEOVAL (Técnica), como le gusta que la llamen, su nombre proviene de una fusión entre el nombre de su papá y su mamá (Leonardo y Valentina, nombres que según ella a sus progenitores se los pusieron del almanaque), como a la antigua y así prefiere que la llamen LEOVAL, claro que nadie le hace caso y siempre le dicen Yenni. No es la menor del grupo, pero como si lo fuera, es la que aún no se decide, por decirlo de alguna manera, la que le cuesta pensar en su futuro, aquella a la que se necesita tener a la vista para que no pierda el rumbo que todos queremos, en realidad todavía es una incógnita porque habría que estar en su cabeza, para saber en qué ocupa su mente; de cumplir, cumple pero nosotros no queremos eso; queremos más, sabemos que puede dar mucho más y hacia eso apuntamos.

DAYSI (Tec. de perfumería), con un aparente perfil bajo, la que podría dar el salto pero no se decide, quizás le falte decisión, pero lo dudo. Casi siempre seria, como sentada en su nube, como al acecho, su debilidad son las personas de la tercera edad, sobre todo cuando ve a los ancianos desvalidos, se desarma cuando observa a alguien así. A pesar de aparentar seriedad, me parece que no lo es tanto, en parte es un disfraz, supongo yo para no ser vulnerable. Ojo, hay que tener cuidado cuando se acerca muy sonriente, algo se trae entre manos. Aun así creo que puede tener el carácter explosivo, medio guerrillero, por algo su apellido es Aduvire no? Y ya sabemos que tan revolucionario es ese apellido, solo sonrió cuando se lo comente.

JOHNY (Técnico), ingreso poco antes que mí, ya paso la etapa de aprendizaje y de él depende ahora y en adelante. Lo peor que le paso es estar en un grupo donde todos los compañeros de ventas son mujeres, si bien es cierto lo apoyan por ser nuevo, también lo vapulean con sus bromas en los break a más no poder y tiene que hacer frente solo al carga montón, y como siempre sale perdiendo; pero bueno ya se está curtiendo, además no tiene otra opción. Por lo pronto no debe de dejar de crecer, eso lo tiene que tener claro.

Yo soy el Dr. DARIO, como lo dije antes estoy poco tiempo en el local, por lógica tendré que marcharme, ya que no pertenezco aquí y debo volver al lado de los míos. Además mi lema es “Vale la pena hacer infeliz a una, sabiendo que puedo hacer feliz a muchas”, me refiero a los locales por supuesto, ya que en Arequipa siempre hay rotación. Bueno siendo un poco más serio les diré que llegue aquí y fue como si hubiera pertenecido a este lugar, solo regresaba de vacaciones ya que pude integrarme al grupo sin ningún problema, mi vida ya no será la misma, solo son poco más de tres meses pero en ese tiempo puede vivirse una vida completa. Lo que les conté, quizás les muestre un poco de las fortalezas y las debilidades que se dan en cada familia, pero que son superables cuando se trabaja como equipo, y trabajar así significa que si alguien desmaya ahí está el otro para empujar más fuerte, apoyar el doble y seguir adelante, creo que somos un local chico, pero, que cumple con su propósito; quisiera que nos conocieran como lo que somos la familia:“INKAFARMA MOLLENDO”

 

 

 
Ubica tu botica

Delivery

Lima (01) 314 2020
Chiclayo (074) 208648
Trujillo (044) 280396
Arequipa (054) 201565

Inkafarma salud

  • Infosalud
    Los huesos y su prevención

    Nuestros huesos Cuando hablamos de huesos se suele pensar en un esqueleto duro y sin vida; conceptos alejados de la[…]

    Leer más >
  • Mamás y Bebés
    ¿Qué es la Preeclampsia?

    La Preeclampsia es una enfermedad propia del embarazo, que se caracteriza porque la mujer en esta etapa desarrolla hipertensión arterial[…]

    Leer más >

archivo