MENÚ

Inkafarma Salud

Ambliopía: El Ojo Perezoso

2017-09-18

Se estima que en los Estados Unidos, el 3 % de los niños menores de seis años ya sufre de ambliopía. Esta dolencia puede convertirse en más que una simple complicación en el estilo de vida de los niños. Es por eso necesario aprender más sobre ella, así como a reconocerla y tratarla a tiempo.

Qué es el ojo perezoso

Es una condición por la cual no existe una buena coordinación entre los ojos en la captación de imágenes. Esto origina que el cerebro priorice la información que recibe de uno de los ojos y puede llegar incluso hasta la pérdida de la visión en el otro.

Causas del ojo perezoso

Existen muchas causas diferentes del ojo perezoso y cada una de ellas define un tipo de ambliopía. Entre las más conocidas se encuentran las siguientes:

La ambliopía refractiva

En estos casos, el cerebro elige uno de los ojos debido a que tienen diferentes grados de refracción. Por ejemplo, un ojo puede tener miopía y el otro hipermetropía. A esta condición se le conoce como anisometropía.

Ambliopía estrábica

Causada cuando la persona sufre estrabismo, es decir de una desalineación de los ojos.

Ambliopía por privación

Cuando la causa del ojo perezoso es una catarata o un glaucoma. Esto altera gravemente la visión del ojo afectado, generando ambliopía.

Síntomas del ojo perezoso

Si el niño indica que tiene visión borrosa, se rasca los ojos o se molesta cuando le tapan uno, también es posible que sufra de ambliopía.

La ambliopía puede notarse en los niños cuando estos no ven claramente objetos alejados o por ejemplo cuando van a ver una película 3D y no aprecian este efecto debido a problemas para captar profundidad.

Si ves que tu hijo tiene los ojos entrecerrados o desalineados, es muy probable que sufra de ambliopía. Ladear la cabeza es también una señal de ojos perezosos en el niño.

Efectos en la vida de niños y adultos

El ojo perezoso o ambliopía puede ser corregido, cuanto más pronto sea detectado, habrá mayores posibilidades de resolverlo. En los niños y bebés el problema es mayor, ya que generalmente no sienten que tienen un problema en la vista y no pueden precisarlo con exactitud.

Esta condición puede afectar gravemente su desempeño escolar, hacerlo propenso a accidentes y provocar además problema de adaptación social y autoestima. Si nunca es diagnosticada ni tratada, la ambliopía puede generar la pérdida total de visión en uno de los ojos.

Tratamientos para el ojo perezoso

Luego del diagnóstico a cargo de un oftalmólogo, existen diversas soluciones que se pueden desarrollar, dependiendo de las características y gravedad de esta complicación.

Entre los tratamientos más conocidos están el parche ocular, el uso de anteojos y algunos medicamentos. También puede darse el caso que sea necesaria una cirugía ocular para corregir el ojo.

Si sospechas que tu hijo tiene ojo perezoso, acude de inmediato a tu oftalmólogo para una consulta. Detectándolo a tiempo permitirás que tu hijo viva una vida normal y feliz.

Te recomendamos: Los exámenes médicos que debemos hacer al menos una vez al año