MENÚ

Inkafarma Salud

Conviviendo con el Alzheimer

2017-09-11

Una de las noticias más tristes que puede recibir una persona de avanzada edad de su doctor, es que sufre de Alzheimer. Pero quienes más sufren con ella son sus seres queridos, aquellos que los tuvieron como referentes de fortaleza, empeño y grandes sacrificios, y que se encuentran un buen día con que de aquella persona solo queda alguien perdido en un laberinto de olvidos y carencias.

A pesar de lo difícil que puede resultar afrontar esta nueva realidad, hay muchas cosas que los familiares cercanos de personas con la enfermedad de Alzheimer pueden hacer para crearles un ambiente lo más confortable posible.

Conociendo la enfermedad de Alzheimer

Rutina

Es necesario establecer una rutina diaria con el paciente de Alzheimer. De esta manera, será menos probable que se olvide de hacer sus actividades básicas. La rutina además entrena y mantiene alerta al cerebro, aunque de todas formas necesita supervisión, dependiendo del avance de la enfermedad.

Seguridad

Entre las medidas de seguridad más importantes está el colocar dispositivos en las puertas que alerten si es que el paciente está saliendo de la casa sin avisar. También se recomienda evitar pisos resbalosos. Esto puede hacerse tapizando la casa. Otra medida de seguridad necesaria es colocar barandas en el baño.

Letreros en casa

Esta técnica se usa en muchas casas para ayudar a los niños a aprender y reconocer los objetos que encuentra y que así aumente su dominio de cada vez más palabras. En el caso de aquellas personas que sufren de Alzheimer, su objetivo es exactamente el mismo. Incluso se pueden hacer letreros solo para aquellos objetos que son más difíciles de hallar o identificar por el paciente.

Música

La música nos ha acompañado durante toda la vida. Hay canciones que nos dan nostalgia, que nos recuerdan un momento feliz o que nos ayudan a realizar una actividad. En el caso del Alzheimer esto tiene mayor relevancia; contando con su música favorita como acompañamiento, el paciente se mantendrá conectado con sus recuerdos y con su entorno, haciendo su vida más agradable.

Programa de lecturas

En la medida de sus posibilidades, siempre es bueno mantener el hábito de la lectura. Esto tendrá al cerebro ocupado y en actividad, fundamental en los casos de Alzheimer.

Sensación de libertad

Si bien es necesario establecer rutinas en la vida de un enfermo de Alzheimer, también es cierto que podría sentirse preso si no le dejamos hacer sus cosas por sí mismo. Con la vigilancia adecuada, esto es posible. Solo es cuestión de observar para saber qué puede hacer por su cuenta y qué no.

Comida, bebida y medicinas

Es necesario vigilar que se alimente correctamente y que beba líquidos. La naturaleza de la enfermedad puede hacer que los pacientes pasen horas y hasta días sin probar bocado, solo porque no recuerdan que deben hacerlo.

Lo mismo sucede con las medicinas. Para estos casos, una de las recomendaciones de los médicos es programar una alarma para que se active a las horas que al enfermo le corresponde tomar su medicamento.

Pasear

Estar encerrado entre cuatro paredes puede perjudicar seriamente el estado de ánimo de un paciente de Alzheimer. Frente a esto, un paseo al aire libre será muy estimulante para la mente y el cuerpo.

Cómo se origina y evoluciona el Alzheimer