MENÚ

Inkafarma Salud

Qué es la Hora del Planeta y cómo participar

2017-02-28

que-es-la-hora-del-planeta-y-como-participar-1

Una vez al año y desde diferentes partes del mundo, millones de personas deciden desconectar la energía eléctrica de sus casas por una hora. La cada vez más conocida Hora del Planeta busca generar conciencia en todos los habitantes sobre los problemas climáticos que acechan la estabilidad de la naturaleza.

Esta iniciativa empezó en el 2007 como parte de una campaña de la organización internacional WWF que busca la conservación de la naturaleza. Con el pasar de los años, cada vez más gente decidió sumarse, empezó con 400 ciudades de 35 países y para el 2011 ya eran más de 522 ciudades de 135 países los que se animaban a apagar las luces el último sábado de marzo.

Hay quienes opinan que esta desconexión de la energía de 8:30 pm a 9:30 pm tan repentina y al mismo tiempo, puede ocasionar problemas en la red eléctrica, pero personas responsables sobre el tema se han encargado de desmentir esta creencia, ya que el impacto en términos de reducción del consumo es mínimo al desarrollarse un sábado, día con menos actividad industrial y empresarial.

que-es-la-hora-del-planeta-y-como-participar-2

Tú también puedes unirte a La Hora del Planeta apagando las luces de tu casa y prolongando tu compromiso simples actos cotidianos que marcarán la diferencia frente a la contaminación ambiental, conócelos aquí:

  • En la medida de lo posible, utiliza el transporte público o la bicicleta en lugar del auto.
  • Ahorra energía apagando las luces y equipos electrónicos cuando no los esté usando.
  • Cambia los focos de tu casa por combillas LED o de bajo consumo, estas ahorran mucha más energía.
  • Coloca tus electrodomésticos (refrigeradora, microondas) en un lugar ventilado para que no se sobrecaliente.

Otra importante acción para cuidar el planeta es reciclar, conoce los beneficios del reciclaje y anímate a poner de tu parte, recuerda que el cambio puede empezar de diferentes maneras, lo importante es tener la voluntad de dar el primer paso, por más pequeño que sea.