MENÚ

Inkafarma Salud

Lucha contra la osteoporosis: cómo cuidar tus huesos

2017-01-27

lucha-contra-la-osteoporosis-como-cuidar-tus-huesos

Si estás aquí, es porque en algún momento oíste o leíste sobre la osteoporosis y te interesa saber cómo llegar a cierta edad con tus huesos fuertes y sin fracturas. El número de personas que padece esta enfermedad ósea en Perú es alto y la desinformación solo hace que los no se tengan los cuidados necesarios. Es por eso que, en el Día Nacional de la Lucha contra la Osteoporosis, te contaremos qué puedes hacer para prevenirla.

Llevar una alimentación adecuada es uno de los puntos más importantes. Se suele creer que el cuidado de los huesos está relacionado al consumo de calcio y es cierto; un niño necesita 800 mg de este mineral en su dieta diaria, mientras que un adulto, 1000 mg. Popularmente, se cree que la mejor fuente de calcio está en los lácteos, pero la realidad es que lo puedes encontrar en más alimentos y con mayor concentración:

– Sardina: 344 mg de calcio por cada 100 gr

– Col: 212 mg de calcio por cada 100 gr

– Espinaca congelada: 181 mg de calcio por cada 100 gr

– Garbanzo: 143 mg de calcio por cada 100 gr

lucha-contra-la-osteoporosis-como-cuidar-tus-huesos-2

No solo basta con saber qué comer, sino también, qué no consumir.  El tabaco, el alcohol en exceso, la sal y la cafeína, encabezan la lista de los factores descalcificantes, es decir, que no permiten la correcta absorción del mineral. Recuerda que a partir de los 30 años, tu organismo ya no produce masa ósea con la misma eficacia que en años previos.

Ahora pasemos a la parte motora. ¿Te gusta bailar, correr o caminar largas distancias? Si tu respuesta es sí, ni te imaginas el bien que le haces a tus huesos al practicar alguna de estas actividades. Si por el contrario, formas parte de quienes llevan una vida sedentaria, no te preocupes, nunca es tarde para levantarte de la silla y empezar a mover el cuerpo. El ejercicio físico es primordial para fortalecer los huesos, así como los músculos y articulaciones, así evitas también otras enfermedades como el reumatismo. Tu rutina de movimiento debe empezar desde 2 sesiones a la semana e ir avanzando poco a poco hasta llevar una práctica casi diaria.

Tus huesos son el soporte de todo tu cuerpo y como tales, están preparados para conocer nuevos movimientos en todo momento, siempre y cuando, los mantengas saludables y con el suministro adecuado de calcio.

Agregue un comentario

(requerido)