MENÚ

Inkafarma Salud

¿Cómo mejorar la calidad de nuestro sueño?

2017-01-05

como-mejorar-la-calidad-de-nuestro-sueno

Tu cuerpo y mente trabajan sin pausas casi en todo momento, pero es en la noche cuando tienes la oportunidad de tener un sueño prolongado y despertar con las energías recargadas para tener un día productivo. Es lo ideal y como debería ser, pero existen factores que se interponen y terminan causando insomnio, el famoso sueño ligero u otros estados que no permiten tener un descanso apropiado.

Te contaremos cuáles pueden ser las causas que no te permiten dormir bien, si alguna es familiar para ti, haz un pequeño esfuerzo para cambiar ciertos hábitos en tu vida, verás que te sentirás mucho mejor.

Aunque resulte un poco tedioso, debes establecer horarios de descanso. Luego del trabajo, intenta organizarte para hacer tus quehaceres a tiempo, de manera que entre las 9 y 10 de la noche, ya puedas estar en la cama. Al horario agrégale también un ambiente propicio: apaga todas las luces, asegúrate que ningún aroma o ruido te distraigan y utiliza la ropa necesaria para sentirte en una temperatura cómoda para ti. Cuando consigas estar echada y con los ojos cerrados, respira profundamente por la nariz 5 o 6 veces, esta técnica simple relaja tu sistema nervioso y cuando menos lo esperes, te sumergirás en un descanso profundo.

Muchas personas tienen la costumbre de servirse una cena contundente e irse a dormir, si este es tu caso, debes hacer un par de ajustes pronto en tu alimentación. De noche, la digestión es más lenta y si te recuestas después de comer, no digerirás correctamente los alimentos, lo que te provocará un malestar estomacal que no te dejará dormir. Lo mejor es comer dos horas antes de dormir y evitar alimentos que tardan en ser digeridos como la carne.

También es importante realizar un correcto aseo dental, aunque suene algo exagerado, es posible que no concilies bien el sueño si percibes algún residuo incómodo en tu boca que a largo plazo, te generará caries u otros problemas odontológicos.

Como parte de una rutina saludable de descanso, los expertos también recomiendan hacer ejercicios en las mañanas o por la tarde, pero nunca cerca a la hora de dormir, pues puede provocar el efecto contrario como darnos más energía y hacer que nos mantengamos despiertas.

Una noche de buen descanso te asegura un despertar con buenos ánimos y un día productivo, haz lo necesario para conseguirlo, solo es cuestión de voluntad y práctica.