MENÚ

Inkafarma Salud

Previniendo infecciones típicas en verano

2017-01-05

 

La época favorita de muchos, también es la preferida de algunas enfermedades e infecciones que llegan cuando menos lo imaginas y pueden arruinar tus planes. Aprende a prevenir las más comunes y disfruta del verano plenamente.

Ojo con los hongos. Las piscinas son lugares propicios para la propagación de hongos, sobre todo los conocidos como “pie de atleta”. Utiliza sandalias en todo momento, tanto cuando salgas del agua y camines en el borde de la piscina, así como cuando tomes duchas; y no olvides secarte los pies, de preferencia con papel higiénico.

Cuida tus oídos. Una vez más, ir a la piscina o la playa, puede significar un riesgo para tu salud debido al exceso de agua que se puede acumula en tus oídos. Para prevenir, puedes optar por utilizar gorros para nadar o sumergirte al agua por un tiempo corto, además, es importante secar con minuciosidad esta parte delicada de nuestro cuerpo.

Protege tu piel. La radiación del sol tiene efectos inmediatos y acumulativos en tu piel. Si te expones por mucho tiempo, será inevitable que sufras una fuerte insolación, que a largo plazo podría generarte manchas en zonas como la cara, brazos o cuello. En muchos casos el exceso y la exposición prolongada en el sol podría generar cáncer. Utiliza un bloqueador con un buen factor de protección para evitar estos malestares, aquí te contamos cómo aplicarlo de manera correcta.

Revisa tu comida: Las altas temperaturas favorecen la aparición de bacterias en los alimentos, y las intoxicaciones, diarreas o vómitos no tardarán en aparecer. Lo primordial para prevenir estas situaciones, es lavar tus manos constantemente y refrigerar tus alimentos. Si comes fuera de casa, observa que el ambiente del restaurante sea limpio (piso, mesas, manteles, cubiertos, platos).

Depende de ti actuar con precaución para hacer que tu verano sea el momento más divertido del año. Disfruta, toma sol, ve a la playa, pero siempre, cuidando tu salud.