MENÚ

Inkafarma Salud

¿Qué es la Tuberculosis?

2016-03-08

 

Inkafarma_Qué-es-la-tuberculosis_50

La tuberculosis es una enfermedad respiratoria producida por la bacteria de nombre  Mycobacterium tuberculosis, la cual casi siempre afecta a los pulmones. Es curable y prevenible pero si no se trata adecuadamente puede llegar a ser mortal.

La tuberculosis o TBC se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Las personas que se encuentran cerca pueden inhalar las bacterias e infectarse. Hay dos tipos de afecciones de la tuberculosis: la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de tuberculosis. Se calcula que 1/3 de la población mundial, está infectada pero no se ha enfermado ni puede transmitir la infección. Ellos padecen tuberculosis latente.

Las personas que están infectadas tienen un 10% de probabilidades de desarrollar la enfermedad pero este porcentaje aumenta para las personas que tienen deficiencia en su sistema inmunológico como las que tienen VIH, padecen de malnutrición, diabetes o son fumadores activos.

¿Cuáles son los síntomas?

Tos con flema por más de 2 semanas

  • Dolor en el pecho
  • Debilidad y cansancio
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre y escalofríos
  • Sudores nocturnos

¿Cuál es el tratamiento?

 El tratamiento para la tuberculosis es muy eficaz y aunque a corto plazo no se note una mejoría, es importante continuarlo hasta el final.  Durante los dos primeros meses se asociarán uno o dos antibióticos para actuar sobre la bacteria de manera agresiva. En los siguientes seis meses se combinarán dos en diferente medida según la recomendación del doctor.

Generalmente no es necesaria la hospitalización del paciente para el tratamiento a menos que sea en casos graves como la diseminación de la enfermedad.  Durante el tratamiento, el especialista solicitará pruebas para conocer la evolución de la enfermedad (análisis del esputo, radiografía y análisis de sangre).

Uno de los principales efectos adversos de la medicación para el TBC es la toxicidad en el hígado que son en su mayoría leves. Molestias estomacales, vómitos, coloración amarilla de la piel, son síntomas de fallo hepático. Es aconsejable no beber alcohol durante el tratamiento.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Ventile los ambientes para evitar la concentración de gérmenes.
  • Abra las ventanas y cortinas para iluminar los ambientes. La luz del día elimina la bacteria.
  • Tenga una alimentación sana y balanceada.
  • Aplicar la vacuna BCG al recién nacido.
  • Tomar pastillas de prevención (quimioprofilaxis). Esto es para los menores de 19 años que estén en contacto con una persona enferma de TB, siempre y cuando el médico lo indique.

 

 También te puede interesar:

Corazón y colesterol saludable