MENÚ

Inkafarma Salud

Importancia de brindar una crianza con amor y tolerancia en los niños

2016-04-10

Inkafarma_PPL_14.03_blog

En la actualidad, la cotidianidad, el trabajo y los quehaceres diarios, hacen que el tiempo no alcance para interactuar con los demás o para encontrarnos con el mejor ánimo para hacerlo. De la misma manera sucede cuando tenemos hijos y tenemos responsabilidades dentro y fuera del hogar. Es común que para los padres el tiempo con los hijos se vea reducido y, por ende, se vea afectada nuestra interacción con ellos. Ya sea que nos volvamos demasiado permisivos a comportamientos molestos o nos volvamos intolerantes a los mismos, cualquier extremo repercute de manera negativa sobre ellos.

¿Qué hacer?

Cuando el día a día sea agobiante o las frustraciones en cualquier aspecto de nuestra vida (laboral, económico, coyuntural, etc.) paciencia para lidiar con las malas conductas de nuestros hijos, lo mejor es apelar a la calma y tranquilidad. Debemos recordar que nuestros hijos son consecuencia de nuestro amor y reflejo de nuestra esencia como personas.

Es importante tratar de explicarle a nuestro pequeño qué es lo que sucede y qué es lo que necesita saber y entender sin utilizar la violencia o alzar la voz. De esta manera, lo ayudamos a que entienda la importancia de la comunicación verbal para darse a entender al resto. Esto cobrará mucha relevancia en el futuro, cuando por alguna razón alguien desee imponerle algo, la certeza de que puede refutar en caso crea conveniente y tener un intercambio de opiniones hasta llegar a un acuerdo. Cada trato que tengamos en nuestros hijos durante su crecimiento influirá en ellos a lo largo de su vida.

¿Por qué es importante corregir y establecer límites?

Porque de esta manera preparamos a nuestro hijo a que se adapte a las normas que la sociedad requiere.  Al ayudarlo a aceptar las reglas en casa, estaremos alistando a nuestros hijos para el futuro, para que puedan discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Las personas que han sido criadas con amor, educación, disciplina y valores, son aquellas que saben diferenciar lo correcto de lo incorrecto y evitan meterse en problemas que puedan perjudicarlos en el futuro.

¿Cómo corregir a nuestros hijos?

La base de toda relación humana es la comunicación y no podía ser diferente con nuestros hijos. Al comunicarnos con ellos, les transmitimos nuestra opinión, nuestros conocimientos, nuestra sabiduría y nuestro amor. De la misma forma, ellos aprenden de nosotros cómo comunicarse y expresar sus necesidades, sus deseos y también su afecto hacia nosotros como padres.

Corregirlos es un proceso que necesita de nuestra propia aceptación como seres humanos con virtudes y defectos pero con la gran responsabilidad de crear y formar una nueva vida con opinión y voces propias. Cuando sintamos que perdemos la paciencia, que queremos castigar berrinches o travesuras, hagamos el esfuerzo emocional de pensar en las consecuencias de nuestro trato sobre nuestro hijo. Todo repercutirá en su autoestima, en sus valores y su inteligencia emocional para el presente y el futuro.

Por último, nuestras decisiones como padres involucran que seamos responsables tanto de los actos de nuestros hijos como de la manera en que reaccionamos frente a ellos.  Una crianza que equilibre amor, educación y disciplina, será la base para un futuro honesto y prometedor para nuestro hijo.

 

 

 También te puede interesar:

 

http://www.inkafarma.com.pe/blogdelasalud/%C2%BFartritis-en-los-ninos/