MENÚ

Inkafarma Salud

El reumatismo: causas y tratamientos

2016-08-15

Inkafarma_PPL_18_v2

El reumatismo es el conjunto de procesos inflamatorios de las articulaciones, músculos y huesos que afectan directamente nuestra capacidad motora. Estas se presentan con dolor, limitación del funcionamiento normal y hasta deformación de las estructuras más afectadas. Existen diversas formas de reumatismo como reumatismos inflamatorios crónicos, artritis aguda, artrosis por degeneración de las articulaciones, tendinopatías, depósitos de cristal en las articulaciones, dolores articulares post-traumáticos, etc., y a diferencia de lo que todos piensan, el reumatismo afecta a personas de cualquier edad y no es una dolencia exclusiva de los ancianos.

Los síntomas principales de reumatismo son el dolor, sensación de rigidez y entumecimiento en las articulaciones. Generalmente las personas que padecen reumatismo articular (dentro de la propia articulación) o no articular (tendones y/o músculos) pueden presentar también cansancio, hinchazón en las zonas afectadas u otras alteraciones en el organismo.

¿Cómo afecta la nutrición?

Es muy importante que además de alimentarse, la persona con reumatismo siga una dieta nutritiva rica en sodio y aceites vegetales saludables como el Omega 3. Es por ello que se recomienda el consumo de col, cebolla, ajo, nabo, pescados, frutas, hortalizas, verduras, cereales y sopas. Por otra parte, se recomienda evitar papas, pimiento, carnes rojas, grasas saturadas, azúcar refinada y bebidas alcohólicas.

¿Cuáles son los tratamientos para el reumatismo?

Este dependerá del tipo de afección que esté provocando: inflamatoria, infecciosa, degenerativa, etc. pero se definirá en tres principales fases:

    • Alivio del dolor: ya sea con analgésicos tradicionales o analgésicos que también trabajan la inflamación.
    • Reducción de la inflamación: puede realizarse con la aplicación de corticoides, los cuales si bien presentan efectos secundarios, siguen siendo el principal elemento para tratar inflamaciones agudas.
    • Reducir el daño común: con terapia física y ejercicios o dependiendo del caso, con medicación para que la movilidad se mantenga normal y la independencia del paciente para desplazarse y realizar las actividades básicas diarias.

 

 

¿Sabes cómo reconocer la artritis? Aquí te contamos más sobre esta dolencia:

¿Por qué es importante realizar actividad física? Con estos 7 beneficios comenzarás a poner tu cuerpo en acción: